Consejos para elegir las zapatillas adecuadas

Gracias al mundo de la moda el estilo deportivo, cómodo y funcional, se ha integrado en nuestra vida cotidiana. Salimos con leggins deportivos a comer con las amigas, nos ponemos zapatillas deportivas (de vestir) con traje, cortavientos para ir al trabajo… Tanto se ha generalizado la vida fitness que a veces confundimos lo fashion con las necesidades funcionales de lo que son tus herramientas básicas para realizar deporte: las zapatillas. ¿Es realmente posible hacer deporte con las mismas zapatillas con las que sales de paseo?

La respuesta es clara: NO. No si lo que quieres es cuidar de tu salud y evitar lesiones musculares y óseas tanto a corto como a largo plazo. No hay que confundir unas zapatillas casual (cómodas, gruesas y pensadas para ir de paseo) con unas zapatillas de deporte (flexibles, que sujetan, amortiguan y protegen tu pie).

A la hora de elegir las zapatillas perfectas tienes que tener varios factores en cuenta:

En primer lugar: conoce tu propio pie

Fácil de decir, no tan sencillo de conseguir. Cuando hablamos de conocer nuestro propio pie no se trata de saber de qué color nos hemos pintado las uñas y la talla del mismo. Aunque esto último es muy importante, por supuesto, para elegir el tamaño correcto, hemos de observar algunas otras características del mismo, como son:

  • ¿Cavo, valgo o plano? Posiblemente no nos hemos dado cuenta aún de que formamos parte del gran porcentaje de la población que pisa mal sin ser consciente de ello. Lamentablemente este problema puede causar problemas como la fascitis plantar. La mala pisada se debe principalmente a tres diferentes deformaciones del pie, que pueden ser muy leves y pese a ello causar grandes daños. Se trata de los pies planos (pie que carece del arco plantar), cavos (exceso de arco) o valgos (desviación lateral del talón que puede estar asociada al pie plano).
  • ¿Pronador, supinador o neutro? Si cavo, valgo y plano son nombres que damos a la forma del pie, pronador, supinador y neutro son las denominaciones de los diferentes tipos de pisada. Pronadores (la mayoría de los corredores) son aquellos que pisan con la parte interna del pie, que recibe todo el peso del trabajo; supinadores (poco frecuentes) son los que corren con las piernas más separadas y apoyan el área exterior del pie y los de pisada neutra no sobrecargan ni la parte externa ni la interna.
  • ¿Griego o egipcio? En los pies griegos el dedo índice es más largo que todos los demás dedos mientras que en los egipcios el más largo es el dedo gordo. A la hora de comprarte unas zapatillas, a un pie griego le valdrán unas de pie egipcio, pero nunca podrá ser al revés.

Un podólogo puede ayudarte a conocer tu pie mejor que nadie. Es siempre una buena idea acudir a una consulta para que sean ellos quienes te recomienden los mejores zapatos, ejercicios e incluso plantillas si presentas algún problema de pisada que pueda repercutir en tu salud.

En segundo lugar: analiza las zapatillas

Ahora que ya conoces tu pie, puedes prestar atención a las deportivas:

  • ¿Son realmente zapatillas deportivas? Como mencionábamos antes, hay muchos zapatos que aparentan ser deportivas pero que realmente no están destinadas a hacer deporte sino a verse bien. Para evitar problemas de este tipo es mejor que compres tus deportivas en una tienda especializada en lugar de en una tienda de moda.
  • ¿Qué tipo de deporte vas a realizar? Diferentes deportes exigen diferentes herramientas. No jugarías al baloncesto con un balón de rugby, ¿verdad? Pues tampoco deberías usar unas zapatillas de baloncesto para correr en un campo de rugby. Cada deporte ejercita el cuerpo de una manera diferente, presenta diferentes peligros potenciales y se realiza sobre diferentes superficies. Por eso existen las zapatillas especializadas (enlace a KW Post)
  • La suela es muy importante. La suela va a recibir el impacto contra el suelo, por eso es importante que muestre una buena sujeción respecto a este, no sea resbaladiza, etc. Si pretendes hacer ejercicio sobre terrenos naturales necesitarás unas suelas de surcos profundos; si lo realizaras sobre asfalto, madera o materiales sintéticos necesitarás un surco medio y si vas a hacer deporte sobre hierba, mejor unas con tacos.
  • ¿Y sobre el interior? Importante que sea suave y sin costuras, para no hacernos ampollas o heridas al ejercitarnos.

Por último: pruébatelas

Es recomendable que acudas a una tienda de deportes o incluso a una tienda de zapatillas deportivas. Ve con tiempo y paciencia. Los empleados de la tienda podrán ayudarte mucho mejor en la búsqueda de las mejores zapatillas para ti. Una vez hayas elegido cuatro o cinco pares de zapatillas que te gusten, pruébatelas siguiendo estas observaciones:

  • Ve a la tienda al final del día y después de realizar algo de ejercicio o caminar durante unos veinte minutos, lo que hará que tu pie esté tan dilatado como cuando te ejercitas.
  • Pruébatelas con los calcetines con los que haces deportes.
  • Camina durante unos minutos con los dos puestos.
  • Fíjate en que quede más o menos medio centímetro entre tu dedo gordo y la punta de la zapatilla y que agarre firmemente tu talón, para que este no se mueva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *