Beneficios de los entrenamientos de alta intensidad o HIIT

Puede que lleves algún tiempo oyendo hablar del HIIT y de lo genial que es y los muchos beneficios que tiene. Se dice que el HIIT es una genial opción a la hora de ganar la batalla a la grasa sin perder por ello masa muscular. Sin embargo este tipo de entrenamiento solo es apto para aquellas personas que ya tienen un cierto nivel. ¿Quieres conocer más sobre el HIIT?

Al hablar de HIIT estamos hablando de un entrenamiento cardiovascular que se realiza intercalando ejercicios explosivos de alta intensidad en series cortas y con poco tiempo de recuperación entre series. La combinación de ejercicios de alta y de baja intensidad consigue una frecuencia cardíaca intervalada, lo que mejora el rendimiento anaeróbico.

Debido a que los entrenamientos de HIIT suponen un gran esfuerzo para tu cuerpo gracias a la alta intensidad de los ejercicios verás los resultados en un período de tiempo mucho más corto que si únicamente te dedicases al clásico entrenamiento de cardio de baja o moderada intensidad. Además, un entrenamiento de 45 minutos de HIIT tiene los mismos resultados o mejores que una hora y media de cardio de baja intensidad.

Pero, aparte del ahorro de tiempo, ¿cuáles son los beneficios que convierten al HIIT en una de las opciones preferidas cada día por más gente? Te los contamos en esta breve lista:

  • Aumenta la capacidad del cuerpo de oxidación de los lípidos. Esto quiere decir que el organismo utilizará la grasa de tu cuerpo, y no el músculo, como energía para realizar ejercicio. De esta forma se produce una pérdida de peso y se mantiene la masa muscular.
  • Al mismo tiempo, no solo impulsa al cuerpo a utilizar la grasa como combustible en lugar del músculo sino que fortalece a este último, ya que estimula la secreción de testosterona.
  • Mejora el uso de la glucosa como fuente de energía, gracias al aumento de la sensibilidad a la insulina. Quemando azúcares evitas que tu cuerpo acumule grasa.
  • Debido al gran gasto de energía y recursos físicos que el HIIT supone para nuestro cuerpo, funciona como un acelerador del metabolismo, permitiendo que sigas quemando calorías hasta 48 horas después de haber acabado el entrenamiento.
  • La realización de estos ejercicios favorece la producción de la hormona del crecimiento, lo que ralentiza el envejecimiento.
  • Además, mejora la capacidad cardiovascular y la resistencia física en términos de potencia, por lo que también resultará de apoyo para otro tipo de actividades físicas.
  • Por último, gracias a su influencia sobre el uso de la insulina, el HIIT beneficia el control de los niveles de azúcar, presión arterial y sobrepeso, convirtiéndose así en un gran aliado de los diabéticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *